Saltar al contenido
Tu Receta Vegana

La dieta de salud planetaria debería ser vegana

La dieta de salud planetaria

No sé si habéis oído hablar últimamente de algo que se está viniendo a llamar como la «dieta de salud planetaria«, en inglés, the Planet-Saving Diet. Es algo que ha llegado a mis oídos y que, desde entonces, no ha dejado de resonar. No me ha dejado indiferente. En realidad, no se trata de una mala idea, más bien al contrario. Sin embargo, ya que nos ponemos ha hacer las cosas, deberíamos hacerlas bien desde el principio.

Para los que no sepáis de qué estoy hablando, os voy a comentar un poco en qué consiste la dieta de salud planetaria.

¿Qué es la dieta de salud planetaria?

Es el resultado de un estudio que se realizó durante tres años por 37 científicos de 16 países. En este estudio se llegó a la conclusión de que la forma en que se alimenta el ser humano en la actualidad (a nivel global) es insostenible e insalubre.

Respecto a esto último, se ha calculado que para el año 2030, 8 de cada 10 hombres y más de la mitad de las mujeres tendrán sobrepeso. Y eso es lo de menos, ya que los científicos argumentan que si se adoptara la dieta de salud planetaria se reducirían 11 millones de muertes al año relacionadas con la alimentación producidas por múltiples factores: cáncer, problemas cardiovasculares, etc. No es ninguna tontería.

Por otra parte, en cuanto al medio ambiente, los científicos aseguran que es necesaria una nueva revolución agrícola mundial. Y no es para menos, ya que han calculado que la agricultura está acaparando el 40 % de la tierra y que a la producción alimentaria se la responsabiliza del uso del 70 % del agua dulce mundial y es la causa de más del 30 % de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta. Demasiado, sin duda.

Así, no es de extrañar que Tim Lang, de la Universidad de Londres, director de los investigadores llegara a afirmar que la comida que comemos y cómo la producimos determina la salud de la gente y del planeta. Por tanto, tenemos que cambiar.

¿En qué consiste la dieta de salud planetaria?

Básicamente, la dieta planetaria consiste en la reducción de más del 50 % del consumo de azúcares y carnes rojas (cerdo, vacuno y cordero) y de, al menos duplicar el consumo de legumbres, frutas, verduras y frutos secos.

Y esto supone dos cosas: por una parte, se reconoce el exceso de consumo de carne a nivel mundial y la necesidad de aumentar el consumo de vegetales, lo cual, es un paso.

Por otro lado, ¿por qué no han reconocido lo evidente? No hace falta comer carne para llevar una vida repleta de salud y vitalidad. Está más que demostrado que llevar a cabo una dieta vegana, bien planificada y equilibrada, es la opción más recomendable para alcanzar el objetivo que se han propuesto los científicos. Si quieres saber en qué consiste la dieta vegana, te recomiendo leer nuestro artículo sobre cómo ser vegano sin esfuerzo.

¿Para qué mantener la industria cárnica cuando queremos reducir el consumo de agua, la explotación y aumento de tierras de cultivo y la emisión de gases de efecto invernadero? No tiene sentido.

En mi opinión, la única razón de este planteamiento que han transmitido los científicos es que han tratado de que la supresión de la carne y de los productos realizados a través de animales no suponga una acción traumática para un planeta adicto a ellos. Simplemente, han tratado de utilizar la dieta actual estándar, y la han modificado para que todo el mundo la entienda. No han querido decirle abiertamente la verdad a la gente, algo así como: «Escuchad, dejad de comer carne».

Algunos datos más de la dieta planetaria

Una vez explicado lo anterior, os vamos a dar algunos datos adicionales sobre este tipo de dieta:

  • El número de calorías que han establecido los científicos es de 2500 calorías diarias. Además, la dieta debe componerse de alimentos propios de cada región y tener en cuenta sus preferencias culturales, dietéticas y agrícolas.
  • El consumo de vegetales variados debe ser de entre 200 y 600 gramos diarios.
  • En cuanto a la fruta, afirman que hay que consumir 300 gramos diarios, por poner un ejemplo una manzana o una naranja mediana supondrían unos 150 gramos.
  • Los hidratos de carbono deberían suponer un 60 % de la dieta. Estos vendrían, sobre todo, de cereales, como el arroz, el maíz y el trigo. En mi opinión, esto necesita matices. Si se quiere acabar con el problema los cereales tienen que ser integrales. Así, además de hidratos de carbono, le estaremos dando a nuestro cuerpo las proteínas, minerales, vitaminas y fibra que necesita.
  • Además, los menús deberían contener muy pocas cantidades de alimentos procesados, azúcares añadidos y grasas saturadas, sustituyendo éstas por grasas insaturadas.
  • Las proteínas, por su parte, supondrían un 15 % de la dieta. Y aquí es donde viene el problema: se sigue si decir claramente que no hace falta comer carne. Se tiene la buena intención de ayudar a la supervivencia del planeta, pero se da una solución a medias. Algunas de las propuestas que hacen son las siguientes:
    • Limitar la carne de vacuno y de cordero a unos 98 gramos a la semana, lo que equivale a una pequeña hamburguesa.
    • Tomar menos de dos huevos a la semana.
    • Consumir hasta 400 gramos a la semana de pollo o pavo.
    • Permite el consumo de hasta 100 gramos de pescado al día.
  • El consumo de frutos secos debería duplicarse hasta alcanzar los 350 gramos a la semana, o lo que es lo mismo, 50 gramos diarios.
  • Finalmente, las legumbres se consumirían un máximo de 525 gramos semanales.

Conclusión

Aunque el estudio que han realizado los científicos supone un paso importante hacia un mundo mejor y más respetuoso con nuestra salud y las vidas de los demás animales, obviamente, nosotros estamos totalmente en contra del consumo de ningún producto animal. Además, el consumo de legumbres y cereales integrales ya nos proporcionarían todas las proteínas que necesita nuestro organismo.

Por lo tanto, preguntamos abiertamente: ¿Por qué seguir consumiendo carne animal? ¿Por qué seguir explotando las tierras de cultivo, consumiendo el agua y emitiendo gases tóxicos a la atmósfera, a la vez que se siguen masacrando especies de animales vivos? No nos vale la respuesta infantil de: «Pueden comer un poquito de carne si aún lo desean», ya que el paso definitivo es claro: la dieta de salud planetaria debería ser vegana.

Si te interesa el veganismo y aún no sabes cómo ser vegano, te recomendamos nuestro artículo en el enlace anterior.

Resumen
La dieta planetaria debería ser vegana
Nombre del artículo
La dieta planetaria debería ser vegana
Descripción
Os explicamos en qué consiste la llamada dieta de salud planetaria y por qué creemos que debería ser vegana
>